• todoblogs.com
  • masculino.es
  • manga.es
  • apostantes.com
  • portalvacaciones.com
  • toptrucos.com
  • publi.es
  • guiasibarita.com
  • famosas.net
  • recetasdecocina.info
  • blogdeportivo.es
  • superfamosos.com
  • fistro.com
  • femenina.es
  • canalblog.es
  • donmusica.com
  • mundo.es
  • bodaweb.es
  • bebesblog.com
  • canalgame.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More
 

Archivos por dia: 15 enero, 2011

 

La mantequilla y la margarina, altas en sodio

Sábado 15 enero, 2011
La mantequilla y margarina.

Hoy vamos a hablar sobre un elemento que no puede faltar en nuestra alimentación pero que por lo general suele consumirse en demasía, lo cual hace que resulte más perjudicial que bueno. Estamos hablando del sodio, este es un mineral que cumple muchas funciones en nuestro organismo y resulta fundamental. Aunque, el consumirlo en grandes cantidades puede hacernos más propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Es muy importante que controlemos los alimentos que consumimos y la cantidad de sodio que estos contienen. Las cantidades que se recomiendan consumir no deberían superar los 250 grs diarios. Sin embargo, muchas veces no somos conscientes de que estamos consumiendo demasiado, ya que suele estar presente en muchos alimentos de consumo normal que por lo general no controlamos y hasta a veces no sabemos que tienen sodio.

Dos alimentos que cumplen con estas características son la mantequilla y la margarina. Ambas, por lo general, muy frecuentes en la dieta diaria de toda persona. Estas contienen concentraciones de sodio muy grandes, ya que pueden alcanzar y superar los 800 mg de sodio por cada 100 gramos de alimento.

Resulta fundamental que aquellas personas que padecen hipertención arterial tengan mucho cuidado con los mismos, ya que, no solamente tienen altas cantidades de sodio, sino que tamibén son muy grasos. Por tanto, recordemos mantener una dieta equilibrada consumiendo moderadamente todos los alimentos y en especial aquellos que pueden resultarnos perjudiciales, como son la mantequilla y margarina.

Consejos para quienes tienen Hepatitis C

Sábado 15 enero, 2011
Alimentación saludable.

Hoy vamos a hablar sobre una enfermedad muy grave que en los últimos años se ha ido haciendo más común. Se trata del virus de la hepatitis C (VHC o HCV), la cual es una de las enfermedades infecciosas con mayor crecimiento en lugares como Australia y las Américas, se calcula que en todo el mundo al rededor de 200 millones de personas la han contraído.

¿Cómo se transmite esta enfermedad? Principalmente a través de la sangre. Esto sucede por lo general cuando se comparten equipos para inyectarse drogas o inclusive puede suceder cuando la persona se coloca un piercing o tatuajes y la enfermedad también se pasa de madre a hijo cuando esta la tiene. La Hepatitis C afecta al hígado, produciendo inflamación hepática, ocasionando que deje de funcionar correctamente.

Se recomienda que aquellas personas que sufren de esta enfermedad sigan una dieta especial, ya que es fundamental proveer al cuerpo con los nutrientes que necesita para que continúe funcionando correctamente. Muchas de las indicaciones que estas personas deben seguir son similares a las que cualquier otra persona que desea mantenerse saludable debe tener en cuenta. Entre ellas encontramos la importancia de consumir comidas regulares y equilibradas, incluir en la dieta cereales, panes y granos y también consumir muchas frutas y verduras. Algo importante es obtener las proteínas adecuadas, cuidar la ingesta de grasas, sal y alimentos azucarados y además, mantenerse hidratado y con un peso saludable.

Por otro lado, también deben tomarse otro tipo de precauciones, como son evitar el alcohol y tener mucho cuidado con los suplementos dietéticos.

Este es el tipo de alimentación que estas personas hace bien en seguir, teniendo estas indicaciones se puede llevar una vida más sana y evitar problemas. ¡Suerte!

Ventajas de los alimentos integrales

Sábado 15 enero, 2011
Los cereales integrales.

Por lo general cuando recomendamos dietas y hábitos alimenticios que conviene seguir es normal que mencionemos a los alimentos integrales entre ellos. Hoy vamos a hablar especialmente sobre y los mismos y cuáles son las razones por las que siempre los incluimos en la lista de alimentos que hace bien comer. ¡Presta mucha atención!

Una de las principales ventajas de llevar una alimentación integral es que los alimentos que se incluyen en esta son muy completos y saludables. Generalmente cuando una persona se pone a dieta a través de las recomendaciones de un nutricionista este recomienda que las cantidades recomendadas de este tipo de alimento y de fibra en general que deberían consumirse se sitúan entorno a 25 y 28 grs al día para mujeres y unos 38 grs para el hombres. Sin embargo, el consumo habitual de fibra entre la población está muy alejado de estas cifra, la cantidad que por lo general se consumo no llega siquiera a la mitad de lo que nuestro cuerpo necesita.

Los alimentos integrales son muy fáciles de adquirir y muchas veces algunos se encuentran entre los que por lo general consumimos. Entre ellos podemos encontrar al pan, arroz, pasta o cereales integrales que por lo general desayunamos.

Uno de los grandes beneficios que los mismos nos aportan es que reducen significativamente el riesgo de padecer determinado tipo de enfermedades, como es el caso de algunos casos de cáncer, en especial el cáncer de colon. Esto puede llegar a prevenirse siempre y cuando se consuman las cantidades recomendadas de este alimento y además se lleve una dieta equilibrada.

Por otro lado, los alimentos integrales aumentan la sensación de saciedad, lo cual promueve que comamos menor cantidad de comida, algo muy beneficioso cuando se está siguiendo una dieta. Además, esto también ayuda a evitar enfermedades coronarias, en especial si consumimos aquellos que son ricos en fibra soluble, como la avena y la cebada.

Por último, una alimentación integral reduce el riesgo de padecer diabetes, además de favorecer el diagnóstico y evolución de varias patologías gastrointestinales, como el reflujo gastroesofágico, la diverticulitis y la úlcera duodenal.

Estas son algunas de las ventajas de llevar este tipo de dieta, sin duda vale la pena intentarlo, ¿no crees?