Una consecuencia de comer demasiado

En numerosas ocasiones hemos mencionado las consecuencias de comer demasiado, siendo la principal el peligro de terminar con sobrepeso lo que posteriormente puede derivarse a obesidad, Sin embargo, esta no es la única consecuencia que podemos sufrir. Hoy vamos a hablar sobre otra de las cosas que pueden sucedernos por comer demasiado.

Además de la gran cantidad de calorías que estamos consumiendo, debemos tomar en cuenta el esfuerzo que el hígado debe hacer para metabolizar todas las grasas y calorías. Debido a esto, en todo el mundo se está incrementando de forma alarmante la incidencia de cirrosis del hígado en personas obesas que comen en exceso. Aunque, la mayoría de estos pacientes no consumen alcohol, que es otra de las causas de cirrosis.

Inclusive la obesidad está empezando a ser la causa principal de enfermedad del hígado. El mayor problema que encontramos en esto es que, por lo general, las personas pueden tener la enfermedad y no presentar ningún síntoma, por tanto, al no poder detectar que la sufren no la tratan. Como consecuencia de esto, se llega a un nivel muy grave en el que pueden desencadenarse otras enfermedades.

Por tanto, esta es otra buena razón para cuidar de nuestra alimentación y no sobrepasarnos con las cantidades de alimentos que consumimos a diario. Teniendo en cuenta estos puntos podremos cuidar más efectivamente de nuestra salud.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>