Consejos nutricionales para quienes tienen Intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es una enfermedad digestiva crónica que se caracteriza por tener los siguientes síntomas:

– hinchazón en la zona abdominal acompañado por la acumulación de gases
– estreñimiento
– diarrea
– cólicos
– ganas de ir al baño continuas y constantes

Existen determinadas medidas que puedes tomar para evitar sus síntomas, solo con algunos cambios en tu dieta. Se calcula que 1 de cada 5 personas padecen este síndrome, siendo el 75% mujeres. Si bien no es una enfermedad grave, es una muy incómoda. Te damos consejos para combatirla.

Si bien no se sabe exactamente las causas de este trastorno digestivos, sí se sabe que el estado emocional y la dieta influyen mucho en él. Es por esto que muchos médicos recomiendan a la persona que intente controlar el estrés y la ansiedad.

En el caso de la dieta, es importante que incluyas en tu alimentación diaria fibra, especialmente cuando padeces de estreñimiento. Puedes consumir alimentos como: granos integrales (arroz, pan, pasta, cereales), leguminosas (fríjoles, lentejas, garbanzos), frutas y verduras. El único problema es que pueden causarte gases e hinchazón del abdomen. Para evitar que esto suceda debes incorporarla lentamente para que tu intestino se acostumbre y no te cause malestar.

Para que tu intestino no se irrite debes evitar las grasas, el café, la cafeína, el chocolate, los dulces, el alcohol y el cigarrillo, ya que estos te producirán la sensación de malestar. Además, algunos son de digestión pesada, lo cual puede hacer que el intestino se contraiga y te ocasione cólicos. Por otro lado, los dulces producen estreñimiento.

Además, el alcohol y las bebidas que tienen cafeína no son recomendables para cuando tienes diarrea, así como los productos lácteos y edulcorantes artificiales que se encuentran en algunos chicles o dulces sin azúcar.

Si tu problema son los gases, entonces evita los alimentos como los granos, el brócoli, la coliflor y la calabaza, así como los refrescos con gas.

Por último, los líquidos, y especialmente el agua, son muy beneficiosos si tienes estreñimiento, y además permite que no te deshidrates si tienes diarrea. También es fundamental mantener horarios estrictos de comida, consumiendo 6 pequeñas comidas diarias en lugar de 3 grandes. Esto será de mucha ayuda para tu digestión.

Si sigues estos consejos sin duda lograrás aliviar tu situación y sentirte mejor. En el caso de que tengas más recomendaciones no dudes en comentarlas.

En BlogNutrición: La falta de fibra puede desencadenar enfermedades.

2 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>