Pilates para principiantes (Parte 3)

En la nota anterior habíamos comenzado a dar algunos consejos para quienes desean comenzar a entrenar en casa a través de las técnicas del Pilates. Ya estuvimos viendo algunos de los ejercicios básicos, especialmente para trabajar los abdominales. Hoy vamos a hacer un ejercicio muy sencillo que promete muy buenos resultados, te animamos a intentarlos!

Para realizarlo vamos a pensar que somos una pelota, por tanto, debes rodar como una pelota sobre tu espalda. Te explicamos exactamente como, primero partimos de la posición de descanso, es decir, tumbados con las piernas flexionadas recogidas sobre el pecho. Lo que debes hacer es cruzar los tobillos, agarrar una de tus muñecas con la mano contraria, asegurando con tus rodillas y mantén la barbilla pegada al pecho.

Una vez que has logrado esa posición mantén tu espalda redondeada y balancéate sobre ella de manera controlada. Túmbate y vuelve a sentarte sobre tu trasero sin apoyar las piernas en ningún momento. En caso de que tengas dificultad con esta posición en lugar de abrazar tus rodillas puedes rodear tus brazos sobre las tibias, de manera que las rodillas queden más pegadas a tu cuerpo. Haz 15 repeticiones de este movimiento.

Esto era lo que teníamos para compartir hoy, esperamos que estas consejos te sean de gran utilidad y puedas lograr grandes resultados, ¡suerte!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>