Un desayuno perfecto

Para quienes siempre tienen problemas con el desayuno, porque tienen el deseo de alimentarse sanamente pero no saben qué desayunar exactamente, hoy les contamos en qué consistiría un desayuno saludable. ¡Presta mucha atención!

Primero que nada, queremos destacar la importancia del desayuno, sabemos que todas las comidas del día son importantes, aunque, unas lo son más que otras, el desayuno es una de ellas. Por tanto, es fundamental que no la salteemos.

Por otro lado, tampoco debemos interpretar que podemos comer cualquier cosa, sino que para lograr el desayuno perfecto no basta con comer lo que tengamos a mano, sino que debemos dedicar tiempo, sentarnos y desayunar con tranquilidad.

Por tanto, lo primero que debemos hacer antes que nada es levantarnos y tomar un vaso de agua, de esta forma hidratamos al cerebro que ha pasado toda la noche seco. En caso que disfrutes de tomar un zumo por la mañana lo mejor es que sea algo pequeño, para dejar un espacio para los alimentos sólidos. Además, lo mejor es que este sea natural y no del concentrado.

Un alimento que es ideal para el desayuno es la avena o los cereales que no llevan azúcar añadida. También puedes complementarlos con frutos secos y fruta deshidratada. Además, no te fíes de aquellos que dicen fitness o del colorido de la caja, antes que nada lee los macronutrientes y verifica que es tan sano como afirma serlo. Junto con los cereales opta por la leche desnatada o semidesnatada, ya que estas tienen menos grasas. Otra opción es el yogurt desnatado y en caso de querer comer pan no utilices pan de barra o blanco, elige el integral que tiene mucha más fibra y se asimila más lentamente, lo cual facilita la digestión.

Por otro lado, en caso de que necesites cafeína por la mañana o algo que te despierte por la mañana lo mejor es el té, ya que su efecto dura más tiempo y te podrá menos nervioso.

En el caso de las frutas, es bueno consumirla por la mañana, aunque ten cuidado con su efecto saciante, ya que después de una hora volverás a tener hambre y no te habrás alimentado bien. Por eso también es importante que ingieras proteínas en el desayuno, para esto puedes incluir una tostada con queso fresco bajo en grasa, o 100 grs de de pechuga de pavo o de pollo.

Lo que no debes hacer es añadir dulces al desayuno, ya que estos provocarán picos glucémicos y te harán sentir hambre nuevamente en poco tiempo. Teniendo en cuenta esto podrás mejorar tu alimentación y mantenerte saludable. ¡Suerte!

Un comentario

  1. Excelente receta, mejor dicho una buena manera de empezar el día el desayuno sigue siendo una de las comidas más importantes del día un desayuno acompañado de buena porción de nutrientes y otros siempre dará al cuerpo lo necesario para el día. Ahora también puedes comer avena con frutas y endulzar con un poco de miel de abeja solo para dar el gusto dulce.
    Todo lo demás excelente post.
    http://www.funiber.org

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>