Los alimentos también pueden ser adictivos

Se comienza a ver claramente que los comedores compulsivos no pueden evitar no comer determinados alimentos, porque estos son adictivos. Si bien están concientes que estos les hacen daño, es como si fuera un vicio difícil de dejar. Este tipo de datos está comenzando a estudiarse por neurocietíficos y endocrinos.

Proximamente, la revista The Journal of Neuroscience publicará los resultados de un estudio muy revelador. ¿En que consistió el estudio? Se llevó a cabo un experimento con 26 mujeres obesas con sobrepeso. Durante 6 meses se les ofreció dos tipos de batidos:

– sabrosos y calóricos
– insípidos y sin calorías

A estas mismas mujeres se les hizo una resonancia magnética la cual mostró que las que habían ingerido mayores cantidades de la bebida calórica y ganado más peso, eran aquellas cuyo cerebro mostraban una menor activación de la zona asociada a las comidas palatables (gratas al paladar).

¿Cómo se explica esto? Según los investigadores que analizaron el caso, se trata de un mecanismo que se asemejan al de las drogas. Siguiendo la línea de la hipótesis, el ser humano cuando ingiere alimentos, recibe una compensación ligada al placer que le producen dichos alimentos. Aquellas personas a las que el alimento les produce menos satisfacción tienden a aumentar más de peso porque tienden a consumir más para conseguir la gratificación. Siguiendo con las similitudes a la droga, los expertos dicen que se puede perder el control tanto en la búsqueda de comida basura como con las drogas. Un estudio similar hecho con animales mostraba que los mismos seguían atiborrándose con comida de forma continua inclusive cuando se los castigaba con descargas eléctricas cada vez que lo hacían.

De igual forma, los comedores compulsivos pueden sufrir recaídas después de haber logrado moderar su consumo de calorías.

En cuanto a las reacciones cerebrales, tanto las sustancias de abuso, como los platos muy calóricos, producen efectos similares en el cerebro. Actúan sobre neurotransmisores como la dopamina.

Esto es un problema que debe de tomarse en seria consideración, ya que la comida es una “droga” a la que todos estamos expuestos y afecta a 1 de cada 30 sujetos.

En BlogNutrición: Los cigarrillos de hoy tienen menos tabaco y más sustancias adictivas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>