Un desayuno sano (Parte 1)

Todos sabemos que el desayuno es una de las comidas más importantes del día, por eso, debemos prestar mucha atención a lo que comemos y darle a nuestro cuerpo todo lo que necesita. Hace poco estuvimos hablando de la importancia de incluir hidratos complejos en los platos. Ahora queremos continuar con esta temática y hablamos sobre otro elemento que también es fundamenta, se trata de las proteínas.

Las proteínas son sumamente importantes en nuestro desayuno porque nos ayudarán a obtener mayor saciedad al mismo tiempo que nos ofrecen aminoácidos de calidad al organismo. Algo importante a destacar es que las mismas deben ser en lo posible magras y pueden derivar de lácteos desnatados (yogur, leche, queso o requesón), o bien del huevo o carnes magras, por ejemplo: pan integral con huevo duro o pechuga de pavo o bien, leche o yogur con cereales o muesli.

El objetivo principal es que nos sacien y nos ofrezcan lo necesario para construir o reparar estructuras en el cuerpo, y en lo posible, deben ser de alto valor biológico y de buena calidad nutricional, por eso es mejor que sean magras y de origen animal. Esto era lo que teníamos para compartir hoy, pero no te pierdas la próxima nota en donde te damos algunos consejos más, ¡suerte!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>