Dieta para quienes tienen retención de líquido

Hoy vamos a hablar sobre la retención de líquidos, un problema muy común que puede darse por muchas razones diferentes, aunque, en ocasiones se relaciona a la retención de líquidos con el sobrepeso. Esto se debe a que la misma afecta nuestro peso, aunque no el volumen de nuestro cuerpo, a no ser que sea un caso de retención muy alta. En estos casos se nota hinchazón en zonas como los pies, tobillos, pantorrillas, rodillas, abdomen, manos y cara. Aunque, el efecto más alarmante de la misma es la sensación de malestar, hinchazón y pesadez que esto produce, que el aumento de volumen que puedan provocar.

La retención puede darse por muchas razones, puede ser por causas hormonales, las mujeres tienen mayor tendencia a la acumulación de líquidos que los hombres, esto se debe a las hormonas femeninas y a los cambios hormonales. También puede darse por llevar una dieta desequilibrada y exceso de sal, azúcares y alcohol, por el sedentarismo, mala circulación o exceso de peso.

Para combatir este problema es necesario cambiar los hábitos de vida, debemos asegurarnos de que nuestros riñones y sistema circulatorio funcionen correctamente, por eso haremos bien en seguir tres consejos:

– Llevar una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, estos alimentos nos ayudan a eliminar líquidos por su alto contenido en agua y potasio principalmente. Entre estos se destacan las frutas como los plátano, cerezas, piña, pera, manzana, nísperos, melocotón, uvas, naranjas, fresas, sandía y melón. Y también las verduras como las hortalizas y tubérculos: Espárragos, alcachofas, berenjenas, endibias, calabaza, calabacín, tomate, cebolla, apio, patata, setas.

Además, debemos evitar alimentos como los embutidos, conservas que lleven sal, salazones, quesos con sal, ahumados, pastillas de caldo, sopas y purés industriales, salazones y frutos secos con sal.

– Practicar ejercicio de forma regular, esto nos ayudará a excretar sales y toxinas a través de la piel y mejora la circulación sanguínea.

– Ingesta adecuada de agua, al menos 2 litros diarios, lo cual favorecerá la excreción de toxinas y metabolitos a través de la orina, favoreciendo nuestra función renal.

Estos son los consejos que tenemos hoy para ti, ¡esperamos que los mismos te sean de gran ayuda!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>