El sushi y sus nutrientes

Hoy queremos hablar sobre un alimento muy especial que en estos últimos tiempos se ha puesto muy de moda, se trata del sushi. Vamos a analizar sus características nutricionales de forma que sepas exactamente qué estás consumiendo cada vez que cocinas este plato, ¡presta mucha atención!

Lo primero que queremos destacar es que este es un alimento que nos aporta grasas, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Se trata de uno de los platos tradicionales de la cocina japonesa, si no estás totalmente familiarizado con el mismo te contamos que son rollitos de algas con arroz y pescado crudo, aunque en lugar de este último alimento también puede incluir pescado o marisco cocido, tortilla sazonada, tofu o verduras frescas.

Podemos encontrar gran variedad de tipos de sushi, por ejemplo, tenemos el makisushi (sushi de arroz, pescado y otros ingredientes envuelto en hojas de alga nori), hoso-makisushi (rollito fino con uno o dos rellenos), futo-maki-sushi (contiene una hoja entera de alga tostada), o temaki-sushi (rollitos enrollados a mano que recuerdan al típico cucurucho de helado), además de nigiri-sushi, chirashi-sushi, inari-sushi y oshi-sushi.

A continuación te contamos todos los nutrientes que puedes encontrar en el plato general de sushi, tomamos como referencia 100 gramos:

Calorías: 323 kcal
Proteínas: 16.7 g
Hidratos de carbono: 53 g
Grasas: 17.5 g
Fibra : 4.2 g
Colesterol: 88.3 mg
Vitaminas: A, B2 y B3
Minerales: Calcio, Magnesio, Fósforo y Potasio.

Además, nos aporta ácidos grasos omega 3 y omega 6. Como vemos se trata de un alimento sumamente nutritivo, esta era la informacion que teníamos para compartir, esperamos que te sea de gran utilidad.

Un comentario

  1. El sushi, sin duda, es un plato riquísimo y muy nutritivo. De hecho, últimamente es cada vez más frecuente escuchar a familiares y amigos comentar en voz alta “hoy he ido a comer un sushi buenísimo”. Es estupendo que la comida japonesa se haya hecho un hueco en nuestro paladar tan “nuestro”. Sin embargo, hace pocos días se dio la noticia de que España es el segundo país del mundo en el que se registran más casos de intoxicación por anisakis. Solo por detrás de Japón. Pero, ¿cómo se puede evitar realmente una intoxicación por anisakis? Es bastante sencillo, basta con comprar el pescado en un lugar de confianza, congelarlo durante 48 horas a 20º C bajo cero antes de consumirlo crudo o semi crudo, asegurarse de que se ha manipulado y procesado correctamente si se consume fuera de casa y, por último, cocinarlo a más de 60º C si se va a preparar una receta con pescado en casa.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>